Fukushima, 5 años después.

8657963646_95883744b2_o


El 11 de marzo de 2011, un tsunami azotó el noreste de Japón después de un terremoto de magnitud 9, lo que resultó en un accidente nuclear de nivel 7 en la planta de Fukushima. Un desastre tan grave como el de Chernobyl en 1986. El mundo moderno estaba temblando sobre sus bases, la energía nuclear se estaba convirtiendo una vez más en una amenaza real. Cinco años después, la lección no se desgastó.



En este contexto de aniversario vale la pena recordar que las consecuencias de Chernobyl aún no se conocen completamente. Este es el resultado de un exhaustivo informe recién publicado por Greenpeace (1). Entre otras cosas, aprendemos que la radiación todavía está presente en las áreas contaminadas de Ucrania, Bielorrusia y Rusia. « Es en lo que comen los habitantes de estas áreas y en lo que beben. En la construcción de madera, en leña y en las cenizas que usan para fertilizar sus tierras. Y como esta contaminación los seguirá en las próximas décadas, afectará aún más su salud. «. Los niños nacidos décadas después del desastre aún están sujetos a peligro nuclear. Pero la situación geopolítica probablemente no ayuda a arrojar luz sobre las consecuencias del desastre, ni a garantizar la cooperación de los diversos países afectados.


5 años después: ¿dónde está Japón? ?


En el momento del desastre, una gran área de 20 km alrededor de la planta de energía fue evacuada rápidamente porque estaba contaminada con cesio 134 y 137, hiperactiva durante al menos treinta años.


Sin embargo, los habitantes de esta área aún contaminada serán alentados en 2017 a reinvertir el área prohibida, empujados a «hacer resiliencia» en palabras del geógrafo Rémi Scoccimarro y dejar el prefabricado donde fueron obligados a vivir. TEPCO, la empresa privada que administra la planta, actualmente paga subsidios mensuales a los desplazados. Cesará estos pagos en 2018. Según las autoridades, más de 3.000 de estos sobrevivientes murieron como resultado de las violentas consecuencias psicológicas del desastre y el desplazamiento.


En 2012, TEPCO anunció que el desastre costaría 100 mil millones de euros, incluida la compensación a las poblaciones y la descontaminación del área.


Descontaminación: ¿funciona?


Actualmente, el modo de descontaminación consiste en rayar y limpiar las superficies con karcher y luego eliminar la tierra alrededor de las viviendas de más de 5 cm de espesor. Los expertos creen que son los revestimientos de carreteras, las aceras, los techos y todos los artículos cubiertos con pintura los que deben eliminarse. Pero incluso en estas condiciones, dónde colocar estas toneladas de tierra y materiales contaminados ?


Alrededor de la central eléctrica de Fukushima, se ha creado un área llena de desechos radiactivos con un área de 16 km2. Peor aún, en 2015, se almacenaron 9,16 millones de bolsas de 1m3 que contenían materiales contaminados en la prefectura, especialmente en las calles de la ciudad de Fukushima, que en realidad está a más de 50 km de la planta de Fukushima Dai-ichi. . Estas bolsas tienen una solidez garantizada de 3 años …


La realidad de la descontaminación es que no se trata de eliminar la contaminación sino de mover el problema. Según Greenpeace, los procedimientos de descontaminación llevados a cabo por las autoridades japonesas no solo son insuficientes e ineficaces, sino que es probable que conduzcan a una recontaminación.


Para los investigadores entrevistados por la ONG, las personas que regresarán a sus lugares de vida previos al desastre dentro de dos años estarán sujetas a tasas de radiación inaceptables. De hecho, las tasas aceptables para las poblaciones civiles se establecieron previamente en 1 mSv por año. Después del desastre, el gobierno japonés los fijó en 20 mSv por año, las tarifas generalmente permitidas solo para trabajadores nucleares. Solo las áreas donde la radiación sufrida sería de 50 mSv por año quedarán excluidas de este retorno a la política normal, es decir, volverán a estar contaminadas … casas.


En los bosques donde no se ha realizado ninguna operación de descontaminación, parece que la radiactividad ha disminuido en más del 50% debido a la degradación natural del cesio-134, cuya vida media es de dos años. Pero el hecho es que la mitad de la contaminación se debe al cesio 137, que persistirá durante décadas y debería continuar contaminando el medio ambiente a través del funcionamiento natural del ecosistema.


Y en todo el mundo ?


– Ya en abril de 2011, Alemania planeó cerrar sus plantas para 2022.


– Italia seguida de renunciar definitivamente a la energía nuclear, cuyo regreso había sido reprogramado bajo Berlusconi.


Sin embargo, Japón no tiene la intención de salir de la energía nuclear antes … 2040. « Japón no puede prescindir de la energía nuclear » anunció el Primer Ministro japonés este jueves 10 de marzo, en vísperas del aniversario del desastre. Para evitar un nuevo accidente relacionado con un posible tsunami, el estado japonés está construyendo diques gigantes, que se supone que resisten mejor que los que el tsunami barrió como casas de cartas.


– Los Países Bajos no tienen la intención de cambiar a energías renovables antes de 2080.


– Polonia se está embarcando en energía nuclear con una primera planta de energía prevista para 2020.


– El Reino Unido continúa su política nuclear y planea construir nuevas plantas.


– Suecia planea modernizar y reemplazar sus reactores.


Por otro lado, la puesta en marcha de reactores de tercera generación, conocidos como agua a presión o EPR, está prevista en varios países: Finlandia, China, Estados Unidos, Reino Unido y Francia con el Lamanville EPR.


Pero ha habido dudas sobre la construcción y puesta en marcha de estos reactores de nueva generación desde que se descubrieron grietas en los recipientes del reactor planeados para el EPR de Flamanville. Además, la autoridad francesa de seguridad nuclear ha informado desde 2013 grietas en los tanques de 10 reactores franceses.


Coincidencia ? La planta de Fukushima se puso en servicio en 1971. El cantón de Ginebra en Suiza acaba de presentar una queja contra X por poner en peligro la vida de otros y la contaminación del agua en relación con la central eléctrica francesa de Bugey en Ain, que se puso en servicio en 1972. Según la ASN, en caso de terremoto, ciertas funciones vinculadas al enfriamiento del reactor ya no pueden garantizarse. Es una de las centrales eléctricas francesas más antiguas y está a 70 km de Ginebra.


Los suizos ciertamente no son los únicos en saber que es inútil construir muros contra la radiactividad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *